Pagina principal | Noticias Copán

Gran éxito en la obra “Mary Poppins”

1495471395marry_portada.jpg

La obra musical “Mary Poppins”, una producción del grupo teatral Escénika de Copán, fue ovacionada largamente al final de su estreno el pasado 13 de mayo, en un abarrotado auditorio del campus Fuentes, donde continuará su temporada todos los fines de semana, hasta el domingo 4 de junio.

El musical, dirigido por el maestro Eduardo Ibarra, culmina diez meses de ensayos e incluye a 32 actores y bailarines, más un equipo técnico que logró asombrosa escenografía y espectaculares efectos especiales, como el de Mary Poppins, la niñera mágica, volando por los cielos.

Con canciones perfectamente bien entonadas y en vivo, un magnífico vestuario de época y asombrosa escenografía, los integrantes de Escénika representaron de forma prácticamente profesional la historia de la niñera Mary Poppins, que un buen día se aparece, llevada por el viento del Oeste, a casa de la disfuncional familia Banks para transformarles la vida.

Ambientado en el Londres de los años 1910, el musical está basado en los libros infantiles de P.L. Travers, publicados entre 1934 y 1988, pero sobretodo en la famosa película de 1964, producida por los estudios Walt  Disney, protagonizada por Julie Andrews, y que ganó 13 premios Óscar.
 
En las dos  funciones de estreno -a las 17 y 19.30 horas- Alejandra Spencer, Andrea Álvarez y Victoria Trujano lograron  una espléndida “Mary Poppins”, mientras que Emiliano Monroy y Gerardo Salgado brillaron como el atribulado señor “George Banks”. En el papel de la señora “Winifred Banks” alternan Lorena Araiza, Natalia Moncayo, Dafne García y Paulina Guerra, las cuatro con actuaciones de gran relieve.

La villana “Srita. Andrew”, reemplazo de “Mary Poppins” cuando esta decide dejar a los Banks, es interpretada maravillosamente por Andrea Jacob, Victoria Trujano y Marcela Herrera, mientras que Mauricio Moncayo y Roberto Vallejo dan vida a un simpático “Bert”, el deshollinador. Los hijos Banks  -“Jane” y “Michael”- recaen en Dafne García, Paulina Espinosa y los pequeños Diego Vergara y Rubén Rodríguez, quienes se ganan el corazón del público.
 
Las coreografías, diseñadas por el maestro Héctor Anzaldúa, fueron magníficas y levantaron literalmente al público de sus butacas, especialmente tras la interpretación de clásicos como “Supercalifragilisticoexpialidoso”, “Con un poco de azúcar” y “Ve al compás”, uno de los números de tap más difíciles en el teatro musical.

Destacaron igualmente el vestuario de la época “eduardiana” de Martina Laureano, y la labor del equipo técnico de Escénika,  que logro montar una sorprendente producción de altísimo nivel artístico.

Mary Poppins se une así a la larga lista de éxitos que ha cosechado Escénika, entre ellos, por mencionar sólo unos cuántos, La Sirenita, José, el soñador, La bella y la bestia, El rey león, Cats y Jesucristo superestrella.